Historia

Fundado por los Jesuitas a comienzos de la colonización portuguesa, Trancoso fue originalmente llamada Saint-Jean con el propósito de facilitar la propagación del Cristianismo a lo largo de Brasil.

En los años 70 la pequeña villa pesquera se convirtió en el lugar favorito de los hippies antes de pasar a ser un destino reconocido mundialmente. Trancoso ha mantenido su aire bohemio pero elegante, basado en la simplicidad y se mantiene bien lejos de la movida ‘bling-bling’ propios del jet set.